Blogs Lalibre.be
Lalibre.be | Créer un Blog | Avertir le modérateur

31/07/2015

Batería Dell Inspiron 1525

Práctica en su condición y elegante en su diseño mientras surca el vuelo de la tecnología inteligente. Netatmo Welcome propone una cámara de vigilancia orientada al hogar cuyo mayor aliciente (y diferenciación) es su sistema de reconocimiento facial.

Este dispositivo cilíndrico, fabricado en aluminio anodizado, permite mandar alertas al teléfono móvil mediante una aplicación propia sobre la presencia de las personas a las que la cámara tiene alcance. Es decir, el rango de visión, que se estima en unos 130 grados. En principio, está pensada para colocarla en la entrada del domicilio. Pero su ubicación es variable. De esta forma, el sistema avisa al usuario cuándo una persona pasa por su lado e informa, como su mayor logro, de quién se trata.

El objetivo del dispositivo es que los usuarios sepan exactamente quién está en casa y cuándo. Esta tarea la realiza al capturar de forma instantánea el rostro de todas las personas que se encuentra. El problema es engorroso al principio, dado que se requiere de una criba identificativa de las personas de la familia. Aunque resulta rápido desde la «app», el sistema va tomando detalles de las caras, por lo que es posible que si identificamos a una persona como «esposa», «marido» o «hijo» y, alguno de estos, por alguna razón, se coloca algún elemento sobre su cara (gafas, gorro) es necesario volver a identificarla.

Pero una vez que en el primer día se ha efectuado esta identificación, lo cierto es que esta cámara reconoce a las personas perfectamente. Por supuesto, en el momento en el que se encuentre por medio a un rostro desconocido, el sistema avisará rápidamente de esta situación. Esto tiene una gran utilidad, puesto que si acceden al domicilio unos extraños la aplicación devolverá una notificación acerca de su presencia. Emite en calidad Full HD y ofrece incluso visión nocturna gracias a unas luces LED de infrarrojos.

Se conecta mediante un cable. También este aspecto es algo controvertido, puesto que al requerir de un conector para la red eléctrica es necesario tener cerca un enchufe, aunque normalmente muchas casas ya cuentan en la entrada con uno. Esto es necesario para evitar la necesidad de cargar la batería cada cierto tiempo. Se puede conectar mediante un cable ethernet o por conectividad wifi. Esto último requiere de una cuenta que se accede desde la página web oficial para detectar la conexión. Incorpora además una ranura para tarjeta microSD -que viene incluida, por cierto-, con capacidad para 8 GB, en donde se almacenan los vídeos, aunque cada cierto tiempo, y para evitar llenar la memoria, se borran automáticamente. Este aspecto garantiza la seguridad y privacidad, ya que el material no se almacena en un servidor ajeno.

Además de ajustar el tiempo de envío de las notificaciones, desde la aplicación (disponible para iOS y Android pero también desde el navegador del ordenador) se puede ver en directo lo que sucede en su entorno, aunque la emisión tiene algo de retraso y se ralentiza en ocasiones. Por esta razón, técnicamente no se puede comparar con una webcam tradicional, ya que esta tarea es algo lenta. También es posible guardar un fragmento de vídeo capturado si así el usuario lo considera útil por motivos personales. Para realizar la sincronización y conectarse es necesario girar unos segundos este dispositivo, cuyo precio asciende a 199 euros.

Una de las buenas revelaciones del año pasado fue sin lugar a dudas el OnePlus One, un teléfono con características de hardware de gama alta pero con un precio acotado, de hecho encuadrado en la gama media. El método de venta del terminal, a mi manera de ver, le dio al OnePlus One un toque de exclusividad (a pesar del precio). De hecho, sólo se podía comprar a través de una invitación a la cual se accedía registrándose en el sitio web de la empresa, por concursos o a través de un amigo que hubiera comprado el producto.

Pero vamos a lo que nos interesa, fue presentado hace pocos días el nuevo terminal de la sociedad de Carl Pei, el OnePlus 2. Este nuevo smartphone crece respecto a su predecesor en casi todos los aspectos, empezando por el tamaño y el peso. En la carrera por conseguir el teléfono más delgado y ligero seguramente no lo encontraremos, ya que se trata de un sólido bloque unibody de generosas dimensiones y peso: 151,8×74,9×9,85 mm y 175 gramos.

El OnePlus 2 nos trae nuevos y variados elementos en su potente hardware, comenzando con el botón soft touch central, donde se encuentra el nuevo lector de huellas digitales que puede desbloquear el teléfono en menos de medio segundo. A los costados de este botón encontramos otros dos, también soft touch, que no están identificados con ningún ícono porque es posible asignarles la función que queramos.

Sobre el lado izquierdo del terminal se ubica el flamante Alert Slider, que nos permite elegir entre tres opciones diferentes para recibir mensajes (deshabilitar todas, permitir solo las prioritarias o autorizar todas). En el lado derecho no hay grandes novedades, se ubican el pulsante de encendido y apagado y los botones para subir y bajar el volumen. En la parte inferior del smartphone nos encontramos con otra novedad: una puerta USB Tipo C reversible (la misma del nuevo MacBook), también la salida de audio y el micrófono principal.

En la parte posterior del teléfono, se halla la nueva cámara fotográfica de 13 megapixeles con una apertura focal f/2.0 capaz de ofrecer óptimos resultados en condiciones de escasa luminosidad. Posee también un estabilizador óptico de la imagen, doble flash led y un sensor laser para una velocidad de enfoque de 0,3 segundos sin la necesidad de tocar la pantalla. El OnePlus 2 ofrece la posibilidad de registrar vídeos a una resolución 4k UltraHD, fotos en formato RAW (que serán habilitados en un futuro), modalidad HDR, cámara lenta a 120 fps a 720p y Time Lapse. La cámara frontal es de 5 megapixeles y utiliza la tecnología Distortion Free.

La pantalla de de 5,5” con una resolución FullHD 1080p y con una densidad de pixeles igual a 401 es tal vez lo único que queda de su antecesor. El panel es del tipo IPS In-Cell que garantiza un ángulo de visión de hasta 178°.

El nuevo OnePlus 2 utiliza un procesador Octa Core, el Snapdragon 810 de 64 bits con una velocidad de 1.8 Ghz. Resta por verse si se recalentará como lo hace el HTC One M9, que posee el mismo procesador pero con una velocidad superior (2 Ghz).

Por el lado de la memoria, nos encontramos con 4 GB de RAM LPDDR4 a 1333 Mhz. La capacidad de archivación es de 64 GB no expandible.

Como último detalle del hardware y pudiendo afirmar tranquilamente que este OnePlus 2 lo tiene casi todo, señalamos: Bluetooth versión 4.1, WiFi de doble banda, GPS, brújula digital y conectividad 4G LTE Dual Sim Dual Standby garantizada por la posibilidad de insertar 2 Nano SIM. Le falta el NFC que la empresa no ha puesto debido a que, según sus palabras, los usuarios de la primera versión no la utilizaron. Curiosa elección para un smartphone que desde el punto de vista del hardware lo tiene todo. Por último, la batería es de 3300 mAh, superior a la del predecesor.

Desde el punto de vista del software también han trabajado, y mucho, en la versión renovada de su sistema operativo OxygenOS, obviamente basado en Android 5.1 Lollipop.

Y ahora, la parte más jugosa de este óptimo dispositivo, el OnePlus 2 estará disponible en la mayor parte de los mercados, incluida España, a partir del 11 de Agosto a un precio que por el hardware que posee es escandaloso: € 399. Luego existirá la posibilidad de comprar una versión más económica pero con algunas características reducidas: 16 GB de memoria interna en lugar de 64 y 3 GB de RAM en vez de 4 a € 339.

Y si hace un momento os mostrábamos en acción al nuevo Motorola Moto X Play, ahora es el turno del Motorola Moto X Style, el que está llamado a ser el buque insignia de la compañía americana para los próximos meses. La empresa se lo tenía bastante callado, y aunque era de esperar que presentasen un sucesor digno del Motorola Moto X de segunda generación, lo cierto es que no ha habido muchos rumores ni filtraciones, como sí suele ocurrir con otros terminales.

Así, Motorola se ha sacado de la manga un gran equipo, al menos sobre el papel, con especificaciones a la última, desde la pantalla hasta el sistema operativo, pasando por las cámaras, y el hardware encargado de darle vida. Estas son todas las características del nuevo Motorola Moto X Style:

Como vemos, Motorola apuesta una vez más por Qualcomm, y en esta ocasión se ha decidido por el Snapdragon 808, seguramente para evitar cualquier posible problema con el Snapdragon 810. Se trata del mismo chipset de 6 núcleos que monta, por ejemplo, el LG G4, y se apoya sobre 3 GB de memoria RAM. En cuanto al almacenamiento, tendremos tres versiones a elegir: 16, 32 o 64 GB, por supuesto, en todos los casos ampliables con tarjetas microSD de hasta 128 GB.

La pantalla luce espectacular, y es que estamos hablando de una diagonal de 5,7 pulgadas con una resolución Quad HD, una solución que ya hemos visto en el Samsung Galaxy Note 4, y que nos da la impresionante cifra de 520 píxeles por pulgada. El panel está protegido con el Gorilla Glass 3 de Corning.

Por el resto, vemos una conectividad muy completa, aunque en esta ocasión no tenemos doble SIM. El apartado fotográfico es similar al de su hermano “pequeño”, el Moto X Play, aunque se incluyen ciertos extras, como el flash en la cámara delantera. Por el resto, también llegará con Android 5.1.1 Lollipop, y con la resistencia a salpicaduras. En cuanto a la batería, es de 3000 mAh, bastante inferior a los 3630 mAh del otro modelo, así que en nuestro próximo análisis veremos si la autonomía difiere mucho entre uno y otro. Eso sí, nos prometen una carga del 34% en tan solo 15 minutos.

Desde los primeros meses del año venimos escuchando que Samsung va a dar el paso de diseñar un smartwatch con esfera circular y ese dispositivo será el Gear A, un reloj que va a suponer un punto de inflexión en la carrera que los coreanos vienen protagonizando en el segmento wearable desde el año 2013. Y esas novedades son realmente interesantes.

Desde la conferencia Tizen de la India
Como sabéis, es en el territorio smartwatch donde Samsung ha conseguido hallar el mejor lugar donde hacer que su OS propietario se desarrolle. La gama Gear (salvo excepciones) es una demostración de que Tizen bien podría contar con un futuro vinculado a dispositivos que sirvan de accesorio a los terminales con Android. Y es por eso que la confirmación a una de las funcionalidades que tendrá ese futuro Gear A ha llegado dentro de la Tizen Developer Summit 2015 que se está celebrando en Bangalore, India.

Allí, los coreanos han venido a confirmar que su Gear A permitirá que lo controlemos haciendo girar el bisel que hay instalado en la esfera circular del reloj inteligente. Así, como veis en la imagen que tenéis justo debajo, podremos navegar por los menús del dispositivo fácilmente, sin siquiera tener que deslizar el dedo por la pantalla.

Esta funcionalidad da una idea clara de que el Gear A va a ser un key-device en la estrategia wearable de los coreanos ya que será el primero que aterriza en el mercado tras la llegada del Watch de Apple. Eso les obliga a tener que ofrecer un producto realmente diferencial y que incluso en diseño pueda competir del mismo modo que lo han hecho los nuevos Galaxy S6 del pasado mes de abril.

El Samsung Gear A será un reloj que llegará junto con el Galaxy Note 5 y se presentará en el evento que los coreanos tienen previsto para el 13 de agosto. Su hardware apunta a que contará con un procesador Exynos 472 dual-core, 768MB de memoria RAM, 4GB de almacenamiento interno, batería de 250 mAh. Bluetooth 4.1, Wi-Fi (802.11 b/g/n), giroscopio, GPS, barómetro y una pantalla de 360×360 pixels de resolución.

Les commentaires sont fermés.