Blogs Lalibre.be
Lalibre.be | Créer un Blog | Avertir le modérateur

09/02/2017

Batería ASUS X72

En cualquier caso, el gran desafío de Apple será convencer a los consumidores de que necesitan este producto. Un wearable que, por cierto, solo tiene sentido si ya se tiene un smartphone de Apple (funciona con iPhone 5 y siguientes modelos), de modo que el mercado se reduce a aquellas personas que ya tienen un teléfono de la compañía o piensan adquirirlo.De momento en el mercado hay varios relojes inteligentes de diversos fabricantes y sobre varias plataformas, aunque Android Wear, el sistema operativo de Google para wearables, va ganando peso poco a poco. Los smartwatches van desde los de factura Pebble (pionera en este segmento) hasta Samsung, pasando por Motorola (ahora de Lenovo), LG y Sony. Incluso han entrado nuevos jugadores en el Mobile World Congress celebrado la semana pasada en Barcelona como es el caso de la china Huawei, que sorprendió con su reloj inteligente Smartwatch. Aun así las ventas no son para tirar cohetes. Veremos si Apple vuelve a obrar el milagro.

La integración del dispositivo móvil en el coche ya no es una novedad, sino más bien una necesidad a la que se tienen que adaptar todos los fabricantes del sector de automoción. Ford se toma en serio la misión de traer la movilidad más cerca de la experiencia de usuario en sus vehículos y lanza MyFord Mobile, una web y aplicación para smartphones que permitirá a los conductores gestionar de manera remota la carga de vehículos eléctricos, así como obtener una gran variedad de datos relacionados con el estado del coche.Tanto la aplicación como el nuevo Ford Focus Eléctrico que está preparado para incorporar la plataforma MyFord Mobile, se han lanzado durante el Mobile World Congress, junto con otros proyectos en fase de desarrollo pensados para apoyar la creación de una infraestructura inteligente de transporte.

Visionando un futuro menos dominado por el sistema tradicional de transporte, Ford ha decidido estrenar otro proyecto en el Mobile World Congress, aparte del prototipo de aplicación de trayectos, Handle on Mobility. La iniciativa Info Cycle sigue la misma línea de proyectos en las que se ha involucrado últimamente el fabricante americano de automóviles y también va dirigida a las bicicletas.En este caso se trata de una investigación de código abierto para reunir información para entender mejor el ecosistema ciclista, explorar mejoras en el mapeado o planificar de forma inteligente los trayectos.Toda la tecnología, tal como hemos podido ver en el stand de la compañía, está puesta en marcha por una caja sensor colocada en el cuadro y que se encarga de recoger datos como la velocidad de rodaje, la aceleración, la meteorología o la altitud.

Países como Dinamarca, Suecia o los Países Bajos cuentan con unas de las infraestructuras mejor adaptadas a las necesidades de ciclistas y la tendencia no hará más que coger más fuerza, especialmente en las grandes ciudades superpobladas y con problemas de congestión del tráfico, por lo que el contexto para recibir este tipo de soluciones es muy favorable.Aunque no se han desvelado más detalles relacionados con la posible comercialización, la compañía ha declarado que la iniciativa ha tenido una buena respuesta por parte de los visitantes a la feria.Samsung ha desvelado por fin lo que costarán en el mercado libre los teléfonos de gama alta que ha presentado en el MWC 2015: Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge, este último con pantalla curvada en los laterales. Los precios parten de unos 700 euros en el caso del primero y de unos 750 en el segundo.

Samsung ha desvelado por fin lo que costarán en el mercado libre los teléfonos de gama alta que ha presentado en el MWC 2015: Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge, este último con pantalla curvada en los laterales. Los precios parten de unos 700 euros en el caso del primero y de unos 750 en el segundo (la versión más básica tiene una capacidad de 32 GB). Si el comprador quiere adquirir terminales dotados de mayor capacidad (los modelos de 64 y 128 GB), el precio será mayor: sube en tramos de 100 euros en función del modelo.Con Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge Samsung se arma para luchar con más fuerza en la liga de los smartphones de alta gama, donde su mayor competidor es Apple, con sus exitosos iPhone 6 y 6 Plus, que están teniendo un excelente comportamiento en ventas.

Los nuevos terminales de la compañía surcoreana se caracterizan por su elegante acabado y por la calidad de sus materiales: por primera vez están construidos en aluminio de verdad y no en plástico, en un intento de Samsung de mejorar no solo su estética sino también su resistencia. De hecho, según los responsables de la compañía, el acero de los teléfonos es un 50% más fuerte que el que se usa en otros smartphones de gama alta de modo que, como ironizaba Younghee Lee, vicepresidenta de Marketing de Samsung en la presentación de los dispositivos el pasado domingo, “no se doblarán”, en clara alusión a la polémica generada en torno a los iPhone 6.Los teléfonos –que llegarán al mercado a partir del 10 de abril de 2015 en distintos colores (blanco, negro y dorado los dos, y también azul el S6 y en verde el Edge)– son similares a simple vista exceptuando la pantalla del Edge, que se dobla en los laterales. Las dos pantallas son Quad HD Super Amoled de 5,1 pulgadas y la densidad de píxeles que consiguen (577ppi) es mayor que la del modelo predecesor, el Galaxy S5. Tanto la pantalla como la carcasa están reforzadas con cristal Gorilla.

Otro de los aspectos que Samsung ha mejorado es la duración de la batería, un aspecto en el que es determinante, según los portavoces de la compañía, el procesador que integra el terminal, un Exynus de factura propia, de 64 bits y de 14 nm que permite un mayor ahorro de energía. Además, la compañía ha ideado un sistema para optimizar lo máximo posible las cargas cortas. “Hemos comprobado que la mayor parte de las personas cargamos el dispositivo por la noche, pero durante el día, a veces realizamos cargas cortas para que el terminal aguante el uso intensivo. Por eso hemos creado un sistema para que con una carga de 10 minutos la batería del móvil dure cuatro horas más”, explica un portavoz de la compañía. La parte negativa del nuevo diseño es que la batería no puede extraerse como sí era posible en los modelos anteriores (era, de hecho, un reclamo de la empresa frente a la competencia).

Las mejoras de las prestaciones de imagen y la funcionalidad de doble clic en el botón para activar la cámara rápidamente son otros aspectos destacables del terminal. Éste incorpora una cámara trasera de 16 megapíxeles y otra frontal de 5 megapíxeles, acompañadas de lentes F1.9 y sensores de alta resolución para poder sacar buenas fotos con poca luz.En ambos dispositivos se ha simplificado la interfaz, que corre sobre Android (versión 5.0.2). “Hemos reducido el número de menús y las notificaciones, popups, confirmaciones… para no saturar al usuario y hemos organizado las categorías (conectividad, personalización, sistema, etc.) por colores”, añade el portavoz.Los dispositivos van dotados del sistema de pago móvil Samsung Pay, aunque de momento este no está disponible. Lo estará en verano en EEUU y Corea y antes de fin de año en Europa. El sistema permite tanto pagar con tecnología NFC como con tecnología magnética (similar a la de las tarjetas que se siguen utilizando en EEUU, pues en Europa llevan chip).

La operadora española es el socio elegido por Filip Technologies, startup creadora del reloj-teléfono para niños FiLIP, para abordar el primer lanzamiento del producto fuera de los Estados Unidos. El wearable llegará a los países donde Telefónica tiene presencia, a lo largo de este año.El 2014 nos hacíamos eco en TICbeat de FiLIP, el reloj-teléfono creado por la empresa Filip Technologies después de que su fundador, Sten Kirkbak, perdiera a su hijo durante media hora en un supermercado. Afortunadamente para Kirkbak la experiencia no fue del todo negativa pues, además de encontrar a su retoño, Filip (de ahí el nombre del invento), fue el detonante de la creación de un proyecto que está revolucionando la forma en la que padres e hijos están en contacto cuando no están juntos. El dispositivo, dirigido a niños de entre 4 y 11 años incorpora tecnología para localizar a los pequeños y permite el envío de mensajes y llamadas de voz (eso sí, solo a cinco números fijados por los padres).

Si volvemos ahora a hablar de FiLIP es porque el wearable, que hasta ahora solo se comercializaba en Estados Unidos gracias a un acuerdo de la startup con la operadora americana AT&T, llegará por fin a Europa y Latinoamérica y lo hará de mano de Telefónica, la teleco con la que Filip Technologies ha firmado una alianza para comercializarlo en exclusiva en los países donde la multinacional española está presente.“Hemos elegido Telefónica para realizar nuestro primer lanzamiento de FiLIP fuera de Estados Unidos porque estamos muy en línea con la estrategia de telco digital que tiene la compañía, muy centrada en ofrecer a las familias productos y servicios innovadores y con una enorme presencia internacional”, aseveraba hoy en el MWC que se celebra estos días en Barcelona Jonathan Peachey, consejero delegado de Filip Technologies.No obstante, el reloj-teléfono aún no está disponible, pero lo estará “pronto”, según Carlos Fernández Casares, responsable de Convergencia de la operadora. “Primero llegará a Europa este año, y España estará entre los primeros países donde estará presente. Más adelante lo comercializaremos en Latinoamérica”, añadió.

¿Cómo se comercializará el dispositivo? Al ser un reloj dotado de una SIM y con el que se pueden enviar y recibir llamadas, éste, además de tener un coste por la compra del dispositivo en sí (en Estados Unidos se vende por unos 150 dólares) necesitará llevar luego asociada una cuota mensual por los servicios de telecomunicaciones; “en Estados Unidos AT&T cobra 10 dólares al mes. Nosotros aún estamos valorando cómo vamos a comercializarlo en el mercado aunque puede ser una fórmula parecida”, señaló el portavoz de Telefónica.Aunque Peachey no desveló el número de niños que utilizan el reloj en Estados Unidos asegura que “la acogida es muy elevada”. Este reloj-teléfono se dirige a los niños de entre 4 y 11 años, un colectivo de corta edad para acarrear un smartphone (normalmente los pequeños de la casa suelen empezar a tener uno entre los 11 y 13 años) pero cuyos padres estarían más tranquilos si llevaran un dispositivo con el que siempre supieran dónde están y cómo localizarlos.

Eso es precisamente lo que permite FiLIP, que combina tecnologías GPS, wifi y GSM en un reloj de chillones colores y correas intercambiables que, además, a los niños suele gustar. El wearable, que permite realizar y recibir llamadas a cinco números de teléfono y enviar y recibir notificaciones, entre otras funcionalidades, se gestiona desde una aplicación preparada para iOS y Android con la que los padres pueden definir diferentes aspectos, por ejemplo cuáles son los números de teléfono a los que el pequeño puede llamar y con qué frecuencia reciben los progenitores la ubicación de sus pequeños.El reloj-teléfono, que avisa siempre que el niño salga de la “zona segura” antes establecida por los padres, incorpora, además, un botón (rojo, cómo no) al que el pequeño puede pulsar si se encuentra en peligro o perdido de forma que automáticamente se llama a los contactos de emergencia establecidos.http://www.portatilbateria-es.com/lenovo.html

Les commentaires sont fermés.