Blogs Lalibre.be
Lalibre.be | Créer un Blog | Envoyer ce Blog à un ami | Avertir le modérateur

15/03/2017

Batería para ordenador Apple A1189

En el exterior del Note 4, llama la atención el radical salto de diseño y construcción que ha dado Samsung. Y no se trata de la elección de los materiales, sino en cómo ha sido concebido y construido el terminal, con un diseño y acabado al que no estábamos acostumbrados. El Note 4 tiene líneas muy rectas y una construcción de tipo “rodaja”, es decir muy plano y con líneas bordes marcados, y con un chasis metálico heredado del Galaxy Alpha que en el exterior recuerda vagamente al bisel del iPhone 5S, pero más delgado y contorneado. La placa posterior es de plástico, con una textura que imita piel, pero muy discreta, sin el falso cosido de la generación pasada. Esta placa se retira fácilmente y da acceso al interior del terminal en el que puede verse la gran batería de 3.220 mAh, la ranura para la SIM y la ranura para tarjetas microSD.

Al contrario que el último Galaxy S5, el Note 4 no es resistente al agua, aunque los responsables de Samsung no han querido especificar si es resistente al menos a salpicaduras. Lo que sí puede decirse tras unas horas con el terminal es que la construcción es impecable y el diseño y elección de materiales es muy acertada.En la mano, el Note 4 se siente muy robusto sin que se perciban movimientos ni crujidos y el agarre es muy bueno gracias a los bordes más rectos y la textura de parte trasera. Por supuesto, no hemos intentado doblarlo ni sentarnos encima, pero se siente que el terminal es muy fuerte sin que flexione, y tampoco hemos apreciado la holgura del llamado “gapgate” que decía que hay un hueco entre el cristal de la pantalla y el chasis metálico. Tan sólo, en la parte superior, se puede apreciar mínimamente que el cristal no está pegado al chasis, lo que seguramente evitará alguna rotura de pantalla si el móvil cae sobre una esquina. Por último, el puntero S Pen tiene un diseño muy similar al anterior y se inserta en la parte inferior derecha. Samsung afirma que se ha mejorado la sensibilidad de este puntero que ahora es de 2.000 niveles de presión y la pantalla puede además detectar el ángulo del puntero para poder realizar un efecto caligráfico, aunque esto dependerá de que las aplicaciones soporten estas opciones. Además del puntero, Samsung hace hincapié en como la pantalla se curva ligeramente en los bordes para hacer más agradable el manejo con el puntero sin que este choque con el borde de la pantalla.

El tamaño de pantalla es de 5,7 pulgadas y el tamaño del terminal es curiosamente unos milímetros más pequeño que el iPhone 6 Plus. Para los morbosos, la comparación rápida de ambos teléfonos sólo pone de manifiesto que son dos conceptos muy distintos. El iPhone 6 Plus es suave y muy delgado, mientras que el Note 4 se percibe algo más grueso y anguloso, un poco como el iPhone 5S.El diseño del iPhone 6 Plus es muy sencillo, muy al estilo minimalista de Apple, mientras que en el Note 4 se ve más elaborado con un bisel brillante en el borde del chasis en aluminio anodizado, en el que la franja exterior combina con el color del terminal. La parte trasera del iPhone 6 Plus es su lado menos favorecedor, con las bandas de la antena que afean la superficie de aluminio y la cámara que sobresale mínimamente en un anillo metálico. El Note 4 tiene el módulo de cámara que sobresale todavía más en la parte posterior, como en el Galaxy S5, pero la textura más suave de la tapa plástica y cómo se “esconde” al encajar perfectamente al chasis hacen que quede mucho más discreto y elegante.

En conclusión, en lo que respecta al diseño y construcción, puede decirse que Samsung ha dado un salto cualitativo. El Note 4 es impecable y ya no puede decirse en conciencia que el diseño, construcción o materiales de su nuevo terminal están por detrás de nadie del mercado. Apple, por supuesto, juega en una liga distinta porque siempre va “más allá” en sus terminales, que son también de los mejor terminados, pero con un concepto habitualmente más minimalista, de manera que ahora es más una cuestión de gustos que de calidades. Además de la construcción, el segundo elemento que ha cambiado en el Note 4 es la pantalla, que ahora alcanza una resolución “QHD” de 1.440 x 2.560 píxeles y una densidad de 515 puntos por pulgada. Así, se trata del segundo terminal que alcanza esta resolución QHD, tras el LG G3, pero con un tamaño mínimamente mayor y con tecnología Super AMOLED. En nuestro primer vistazo al terminal, hemos podido comprobar que el brillo, saturación y profundidad de negros de la pantalla del Note 4 es impresionante, aunque mantiene cierto exceso de saturación que puede disgustar a algunos usuarios. Por supuesto, en los ajustes de pantalla puedes elegir el modo foto o el modo cine que atenúan ligeramente la saturación para ofrecer un color más natural.

En este momento, muchos se preguntarán cómo se percibe la pantalla del note 4 con respecto al iPhone 6 Plus. Pues bien, en nuestra no muy exhaustiva comparativa, hemos apreciado que quizá el Note 4 tendrá una mínima ventaja en la profundidad del negro que puede representar, pero es que el iPhone 6 Plus tiene una pantalla que está también muy cerca o iguala este impresionante nivel de negro (es curioso comprobar como si pones un fondo negro en el iPhone 6 Plus, casi no puedes apreciar los bordes de la pantalla). Por otro lado, la sensación que nos ha dado la comparación es que el iPhone 6 sigue ofreciendo unos tonos más naturales y unos blancos menos azulados que la tecnología Super AMOLED de Samsung, pero lo cierto es que es sólo una primera impresión y hay que esperar a hacer pruebas más exhaustivas.

Por último, en lo referente a la propia resolución de la pantalla del Note 4, con más de 500 puntos por pulgada de densidad, la nitidez es impecable en los textos, las líneas finas y en cualquier elemento de la pantalla. Por desgracia, como nos pasaba ya con el LG G3, no podemos asegurar que se perciba más nitidez en una pantalla QHD que en una Full HD en estos tamaños, y mucho menos si tus ojos tienen ya algunos años o no tienes una gran agudeza visual. Así, para muchos no habrá más diferencia entre esta resolución que la de “saber” que tienes una de las pantallas más nítidas que puede fabricarse. Otro elemento que se ha potenciado (una vez más) en el Note 4 es la cámara. La posterior tiene ahora un sensor de 16 MP y estabilizador óptico, y puede grabar películas con resolución 4K, mientras que la frontal, según Samsung, tiene un mayor ángulo de visión y una mayor luminosidad para captar mejores autorretratos. Además, la cámara incluye una funcionalidad muy curiosa de “selfie panorámico” con la que puedes hacer un autorretrato de un grupo de personas o con más amplitud simplemente moviendo a un lado y a otro la cámara al tomar la foto. Por supuesto, en este aspecto no hemos podido valorar el terminal ya que es necesario poder tomar imágenes en distintas situaciones y examinarlas después con detenimiento.

Pero el Galaxy Note 4 no es sólo diseño, o una pantalla más grande y nítida, sino que es el teléfono tableta que más pone en valor el uso del puntero como elemento diferencial frente a otros terminales de gran pantalla. No sabemos “cuánto de diferencial” este valor en los Note, y Samsung no nos ha ofrecido información clara de hasta que punto los usuarios del Note sacan partido del puntero, pero el fabricante tiene claro que el S Pen es un elemento clave de su teléfono más avanzado. Así, no sólo se ha mejorado la sensibilidad a la presión del puntero sino que Samsung ha seguido trabajando en las funcionalidades añadidas mediante software, que permiten que uses el puntero como si fuese el ratón de un ordenador. Así, en el Note 4 se ha mejorado el reconocimiento de escritura manuscrita, y lo que es más importante: pulsando el botón del puntero puedes hacer que este se comporte como un ratón y seleccionar distintos elementos haciendo un marco a su alrededor, o crear recortes rápidos de texto o imágenes para trasladarlos entre distintas ventanas flotantes de aplicaciones, que convierten al terminal en casi un PC. Por supuesto, el problema de todas estas funcionalidades es que tienes que aprender a sacarles partido y, si no lo haces muy a menudo, entre tanto gesto con los dedos y con el puntero, es posible que te cueste recordar cómo debes seleccionar elementos o independizar ventanas.

Por último, en lo que respecta a “potencia bruta” el Note 4 incorpora el hardware más avanzado que puedes encontrar en un terminal Android. Sin embargo, Samsung no ha querido hacer mucho hincapié en este aspecto, que casi se da por sentado en un terminal que costará (precio recomendado) unos 749 euros. Por supuesto, tampoco hemos podido hacer pruebas de rendimiento, pero el manejo del terminal se percibe muy fluido, las aplicaciones se abren con una gran inmediatez y, por ejemplo, nos ha sorprendido la velocidad a la que se muestran las páginas web, aunque esto puede ser mérito también de la conexión Wi-Fi que Samsung ha usado en la demostración. Para los que no hayan seguido de cerca la información del Note 4, éste lleva en su interior un procesador Qualcomm Snapdragon 805 de cuatro núcleos a 2,7 GHz, 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento ampliables con una tarjeta micro SD.

Por último, está el detalle “espinoso” de la autonomía. Y es que el Note 4 cuenta con una potente batería de 3.220 mAh que proporciona una autonomía un 7 por cien superior a la del Note 3 y el fabricante hace hincapié en que, gracias a su nuevo cargador que es capaz de seleccionar la potencia que entrega y al sistema de carga rápida, puede recargar al 50 por cien el Note 4 en sólo media hora (la mitad de tiempo que con el Note 3). Y, por supuesto, como a Samsung le gusta presumir, si eres de los que usa muy intensivamente el teléfono siempre puedes adquirir una batería extra y cambiarla cuando necesites. Sin que una tarde con el terminal se pueda considerar una prueba muy fiable, sí que sirve para tener una buena idea de la propuesta del buque insignia de los teléfonos tableta de Samsung para esta temporada. En nuestra opinión, Samsung tiene un muy poderoso contendiente para volver a ostentar el trono de los grandes “phablet”, con un diseño y una construcción impecables, una pantalla espectacular, un montón de funcionalidades de productividad en su puntero y el hardware más potente en un teléfono Android. Desde luego, no hay quejas de ningún tipo sobre este Note 4 y si eres de los que necesita (o cree necesitar) toda esta potencia y funcionalidades, parece una elección muy acertada. Sin embargo, nos queda la duda de qué futuro tienen terminales de un precio tan elevado cuando por detrás vienen apretando los “gama media” que, por un precio mucho más razonable, ofrecen al menos las mismas características principales como una gran pantalla y potencia suficiente para la mayoría de los usuarios.
El fabricante HTC está de vuelta, en esta ocasión con dos nuevos productos, el smarpthone Desire Eye y la pequeña cámara de mano RE

Tras lanzar hace unos meses el teléfono inteligente One M8, ahora el fabricante HTC está de vuelta. En esta ocasión con dos nuevos dispositivos, uno más o menos esperado, el smartphone Desire Eye, que pasa a ser el más potente de la gama Desire, y otro que la rumorología también había apuntado, la cámara RE, una personal de mano con la que incursionan por primera vez en la categoría de productos conocida como personal computing. Veámos ambos con más de detalle. Empezando por el principio, podemos decir que el Desire Eye es un smartphone que, salvo por los materiales de construcción, se asemeja bastante a otros flagship vistos a lo largo de 2014 en cuanto a especificaciones técnicas, que son bastante potentes (ya veremos si el desempeño se ajusta a lo que debería en base a las mismas).Poniendo el foco en eso, las características técnicas, tenemos que el terminal monta una pantalla FullHD de 5.2 pulgadas y 424ppi, procesador Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2.3 Ghz con una Adreno 330, 2GB de RAM, almacenamiento interno de 16GB (expandibles hasta 128GB mediante tarjeta microSD), conectividad WiFi b/g/n de doble banda, NFC, Bluetooth 4.0 y batería de 2.400mAh. Cerrando el círculo, también tiene certificación IPX7 (resistencia al agua y el polvo), llegará con la última versión de Android y mide 151.7×73.8×8.5 mm.

  1. http://en.donkr.com/blog/gesamtidee
  2. http://www.neighbour123.com/blog/show/batteria-fujitsu-li...
  3. http://www.useek.com.au/myblog/index.php?blog=http://wwwa...
  4. http://blogsinn.com/?w=akkusmarkt

Écrire un commentaire